Once viviendas son desvalijadas a diario en Sevilla

0
553

Dicen los expertos que la seguridad es un concepto subjetivo, que no existe como tal y que lo que hay que tener en cuenta es la sensación de seguridad o de inseguridad que percibe la ciudadanía. En la mayoría de las veces esta percepción poco tiene que ver con las estadísticas de criminalidad que se publican desde los organismos oficiales, en las que la delincuencia no para de bajar año tras año y los políticos de felicitarse una y otra vez por su eficacia. Ocurre que hay raras ocasiones en las que la sensación implantada en la sociedad coincide plenamente con los datos. Esto es justamente lo que ha pasado con los robos en domicilios en Sevilla capital.Este tipo de delitos ha crecido un 10% en el primer trimestre del año 2014 en relación con el mismo periodo del año anterior. Entre enero y marzo de 2014 se han registrado en la ciudad 317 robos en domicilios, mientras que en los mismos meses de 2013 esa cifra se quedó en 288. Es decir, cada día se desvalijan en la capital una media de más de tres viviendas, según los datos que ha publicado esta semana el Ministerio del Interior en su página web.

El repunte en esta estadística es obra de grupos itinerantes, la mayoría de países del Este de Europa, que cuentan con personas con profundos conocimientos de cerrajería entre sus filas. Son especialistas en abrir cerraduras sin forzarlas y en desvalijar pisos vacíos, a los que acceden en busca de joyas, dinero en metálico y ordenadores, tabletas, telefónos móviles y artículos electrónicos que puedan revender fácilmente en el mercado negro.

Generalmente son bandas que no están asentadas en Sevilla, pero sí suelen pasar varios días en la capital, cometer una decena de robos y marcharse a otra ciudad. La semana pasada, la Policía Nacional detuvo en el distrito Macarena a una banda de georgianos cuando estaban señalando una serie de pisos para comprobar si estaban habitados o no. Tenían la intención de volver esa tarde para entrar a robar en los que no hubieran retirado las señales, que suelen ser alguna marca o papel en la puerta. Este grupo, formado por tres personas, había venido de Barcelona.

Los jueces están empezando a dictar medidas cautelares más duras contra estas bandas, ya que hasta hace unos meses solían dejarlos en libertad hasta que fueran acumulando condenas. Los ladrones conocen bien el Código Penal español y saben que entrar en una casa vacía tiene mucha menos pena que hacerlo en una habitada. Por ello, casi nunca se comportan de manera violenta y si se encuentran a alguien, o son sorprendidos por algún vecino, optan por huir. Sin embargo, los georgianos detenidos en el distrito Macarena (concretamente en la barriada San Matías, entre la carretera de Carmona y el Parque de Miraflores) fueron enviados a prisión preventiva, lo que denota un endurecimiento de las medidas cautelares y una cierta concienciación de los jueces contra estas bandas, responsables de que se genere una fuerte alarma social en las zonas en las que operan.

Estos grupos utilizan diferentes técnicas. La más extendida es el bumping, que consiste en insertar una llave que entre totalmente en la cerradura y golpearla con un objeto, de manera que se separan los pistones. Esto permite que la llave gire y se abra la puerta. Otro método que se ha dado en Sevilla es el impresioning, que consiste en meter en la cerradura unas varillas de aluminio deformable, de manera que cuando el propietario del piso introduce la llave se forma un molde de ésta. Luego, con una llave maestra, consiguen abrir la puerta.

Los robos en domicilio generan mucha alarma porque suponen una invasión de la intimidad de las víctimas, que se ven desprotegidas, ya que los ladrones consiguen abrir cerraduras de todo tipo. En el conjunto de la provincia no ha existido el repunte que se ha dado en Sevilla capital y los robos en domicilio han bajado un 1,9% en el primer trimestre del año. De los 1.027 hechos delictivos denunciados entre enero y marzo de 2013 se ha pasado a los 1.008 de 2014. Traducido a una media diaria, son más de 11 los domicilios que se asaltan a diario en la provincia de Sevilla.

Por primera vez en los últimos años, Interior ha publicado datos por municipios, si bien sólo están disponibles los de las localidades con una población superior a los 50.000 habitantes. En Alcalá de Guadaíra, los robos en domicilio han subido más aún que en la capital, pasando de 75 a 89 casos denunciados en el primer trimestre del año, lo que supone un repunte del 18,7%. Esta ciudad y la capital son los únicos grandes municipios de la provincia en los que se da esta tendencia. En Dos Hermanas, por ejemplo, han bajado un 31,5%, pasando de 73 denuncias a 50. En el caso de Utrera, el descenso es aún más acusado, puesto que bajan un 41,2%, es decir, de 34 robos en el primer trimestre de 2013 se ha pasado a sólo 20 en el mismo periodo de 2014.

Será interesante conocer la tendencia de los próximos meses, ya que el periodo de las fiestas de la primavera suele ser la temporada de mayor riesgo en Sevilla. Los ladrones suelen venir desde fuera tanto en Semana Santa como en Feria, ya que muchos ciudadanos deciden marcharse de la ciudad de vacaciones y otros muchos se encuentran disfrutando de las fiestas en las calles, en el caso de la Semana Santa, o en el real, en el caso de la Feria. Por eso, la Policía tiene activado un servicio preventivo de vigilancia durante estas fechas, exclusivamente para sorprender a los ladrones de casas.

En cuanto al resto de delitos, las estadísticas son muy positivas. El global de los delitos y faltas ha caído un 4,6% en los primeros tres meses. Se ha pasado de 12.607 hechos denunciados e investigados por las Fuerzas de Seguridad entre enero y marzo de 2013 a 12.022 en el mismo periodo de 2014. Los homicidios dolosos y asesinatos consumados han subido un 100%, pero el porcentaje es absolutamente irrelevante porque se ha pasado de 0 casos a 1. El único homicidio registrado en la ciudad en este plazo de tiempo ha sido el de Francisco Javier Gómez, conocido como el Muñeco, quien fue atropellado presuntamente por Jonathan Silva Bruno, alias Yoni el Prestamista, en la acera de avenida de Montes Sierra, después de que hubieran discutido en el interior de una discoteca.

La delincuencia violenta ha descendido un 7,8%. En el caso de los robos con violencia e intimidación la caída es mayor, del 9,1%. Se confirma así la tendencia de que los ladrones son cada vez menos violentos y más prácticos. Los robos con fuerza en general han caído un 11,6%, y eso pese al aumento del 10,1% en los robos en domicilios. El que fuera el delito más extendido en Sevilla años atrás, la sustracción de vehículos a motor, ha bajado un 18,7%. El tráfico de drogas ha caído un 16,3%, los daños un 4,1% y los hurtos un 4,5%.

En la provincia los datos son muy parecidos, con una bajada del 4,3% en el global de la delincuencia. Los homicidios han caído un 83,3%, pasando de 6 a 1. Hay que tener en cuenta que el año pasado hubo un triple crimen, el presuntamente cometido por Luis Miguel Briz Torrico, el parricida de Dos Hermanas, que subió la estadística en relación con otros periodos anteriores. La delincuencia violenta cae un 8,9%, los robos con violencia un 10,2%, los robos con fuerza un 11,3%, la sustracción de vehículos un 19,3%, el tráfico de drogas un 10,5%, los daños un 1,3% y los hurtos un 6,6%.

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1770963/once/viviendas/son/desvalijadas/diario/sevilla.html

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí