Unos ladrones roban 516 décimos de lotería en un instituto

0
428

Desde hace una semana, a los alumnos, padres, y profesores del Instituto Isidra de Guzmán, en Alcalá de Henares, el agobio les quita el sueño. El pasado viernes unos ladrones entraron en la secretaría del colegio y robaron de la caja fuerte los 516 décimos del número 67708 de la lotería de navidad que habían vendido a través de papeletas. En total fueron casi 15.000 euros que entre todos habían recolectado durante mes y medio para el viaje de fin de curso de los chavales de 4º de la ESO y 1º de bachillerato. En el depósito también había dinero para actividades extraescolares.

«Es la primera vez que hacíamos esto. Hace años que en el instituto no recolectábamos dinero para viajes de fin de curso Éramos unos novatos”, se lamenta Manuel Ibáñez, jefe de estudios del instituto. Para los alumnos ha sido un esfuerzo en vano. “A nosotros se nos ocurrió la idea de sacar las participaciones de lotería. Eran cuatro euros de lotería y un euro de viaje. Vendimos unas 2.630 papeletas”, relatan con tristeza Alba Rodríguez y María Llamas, alumnas de 4º de la ESO.

Ibáñez se lleva las manos a la cabeza cuando se pone a pensar en lo que podría ocurrir si toca la lotería en alguno de sus décimos. “Puf… Nosotros no tenemos dinero para hacer frente a todas las papeletas. Serían unos 10.000 euros, y eso no lo tenemos”, explica.

Este jefe de estudios cuenta que decidieron guardar el dinero recogido en la caja fuerte en la secretaría del instituto, en principio un lugar seguro, porque al igual que otras áreas del centro cuenta con un sensor de movimiento que activa una alarma. “Más de un día o dos he tenido que venir de madrugada porque la alarma había saltado”, relata. El viernes, por desgracia, el sensor no respondió. “Los ladrones desactivaron el sensor de movimiento y la alarma no funcionó. Han quitado la reja de la ventana y a martillazos han destrozado la puerta de la caja fuerte ”, dice.

El susto para todos no acabó el día del robo. El jueves por la tarde una de las profesoras del instituto se encontró con un vendedor ambulante que vendía el número en a Puerta del Sol. Compró un décimo para comprobar que era el mismo número y pudo ver que, en efecto, estaba sellado en la administración de lotería donde lo habían comprado. La profesora lo denunció ante la policía. “Había varios vendedores vendiendo el número y tenía tres décimos de los nuestros, más el que le había vendido a ella”, comenta el jefe de estudios.

Todos esperan el 22 de diciembre con angustia. Lo bueno es que, en caso de que toque, ya saben cómo actuar. “Nos han dicho que pongamos una denuncia. Si el premio es inferior a 2.500 euros hay poco que hacer porque es un cheque al portador que cualquiera puede cobrar en ventanilla. A partir de 2.500 euros, por la nueva ley contra el blanqueo de capitales, hay que presentar el DNI para que den el dinero, y en caso de que alguien que no sea el dueño quisiera cobrarlo podría cotejarse con la denuncia», explica Ibáñez. Si es mayor de 5.000 euros, se puede paralizar el pago del premio. “Nos han dado todos los papeles y lo tenemos todo preparado por si toca algo. Pero esperemos que no”, concluye.

Fuente:  http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/12/21/madrid/1387650909_004333.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí