Tres individuos armados irrumpen en un piso de Granada y se llevan una plantación de marihuana

0
575

Noche del lunes, sobre las 23.30 horas, en la calle Sultán Yusuf de la Zona Norte de Granada. Una mujer entra en uno de los portales de esta calle y se encuentra a tres individuos armados con escopetas trasladando marihuana de uno de los pisos de ese inmueble a una furgoneta estacionada en la vía pública.

La mujer se quedó de piedra porque aquello no era una mudanza al uso, la presencia de armas de fuego y el fuerte olor a cannabis sativa la puso en alerta. Tanto la Policía Nacional como la Local se personaron en el inmueble. Los agentes subieron a uno de los pisos del edificio que se encontraba con la puerta abierta y forzada, y se encontraron los restos de una plantación de ‘cannabis sativa’ extendida por casi todas las habitaciones.

Los tres individuos se llevaron la plantación, focos halógenos, instalación eléctrica, sistemas de riego y demás enseres utilizados para poner en marcha una plantación de estas características. Lo único que no pudieron robar fueron los aparatos de aire acondicionado. Lo montaron todo en una furgoneta y se dieron a la fuga.

Tanto Policía Nacional como Local articularon un amplio dispositivo para cerrar los accesos a la circunvalación y las salidas por autovía a distintas localidades del Cinturón Metropolitano.

Este tipo de robos, más conocidos en el argot popular como ‘vuelcos’, se hacen entre grupos dedicados al cultivo y venta de esta droga, una práctica cada vez más en auge que obliga a quienes se dedican a la plantación de esta droga a establecer férreos controles de vigilancia que prevengan estos robos.

No queda demasiado lejos la muerte de un individuo de 32 años en una vivienda de La Zubia el pasado año, donde estaba previsto efectuar una compraventa de 9,5 kilos de marihuana. Todo saltó por los aires cuando una de las partes intentó robar a la otra para lograr el dinero y que se marcharan sin la droga. El saldo final fue la muerte de ‘el Nata’.

Este caso sacó del fondo del cajón un fenómeno que no es nuevo, pero sí ha crecido bastante desde el estallido de la crisis económica. «Los «vuelcos» o robos de droga entre clanes han aumentado con la crisis y con la proliferación de los invernaderos de marihuana. Cada vez nos encontramos con más frecuencia armas de fuego en manos de «soldados» o gente que cuida estos cultivos de marihuana a los dueños o perros muy agresivos». Las palabras son de un miembro de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

«Con estos robos, los delincuentes se ahorran la inversión de tener que estar cuidando las plantas de marihuana mientras crecen, evitan el riesgo de ser detenidos por tenencia ilícita de estupefacientes y se aseguran que nunca los van a denunciar», explica este agente.

Estos robos de droga -o en su defecto, intentos- se efectúan entre clanes conocedores de dónde hay droga; cuándo hay previstas operaciones de compra-venta o cuándo existen desembarcos de fardos de hachís, sobre todo, por la zona del litoral. En este tipo de atracos no hay denuncias ante la Guardia Civil o Policía Nacional; los clanes resuelven sus diferencias a través de venganzas donde suelen mediar los secuestros, asesinatos, los tiroteos u otro tipo de extorsiones.

Volviendo al robo de la plantación de cannabis en un piso de la zona norte el pasado lunes por la noche, la Policía tiene identificada la furgoneta en la que se llevaron la droga.

Fuente: http://www.ideal.es/granada/201503/11/tres-individuos-armados-irrumpen-20150311093220.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí