El Seprona denunció a ocho cazadores furtivos en 2015

0
476
Seprona
Seprona

La Guardia Civil y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, han diseñado la denominada ‘Operación Vareto’, campaña destinada al control del furtivismo en toda la Comunidad Autónoma con el fin de luchar contra una actividad que causa un grave perjuicio económico para los propietarios de los cotos de caza, entre los que se encuentran numerosos ayuntamientos, juntas vecinales, y juntas agropecuarias locales.
Iniciado el periodo hábil para la caza del corzo (Capreolus capreolus), agentes del Seprona de la Guardia Civil y personal dependiente de dicha Consejería (Agentes Medioambientales, Celadores de Medio Ambiente y Técnicos) intensificarán las labores de vigilancia y control del furtivismo en aquellas áreas más sensibles y en las fechas más propicias.
Igualmente se realizará un control de los precintos utilizados con las piezas de caza mayor abatidas, para garantizar su correcta utilización y minimizar un uso fraudulento o ilegítimo de los mismos.
El Seprona denunció a ocho cazadores furtivos el pasado año y presentó 48 denuncias por incumplimientos de la normativa de caza. En las intervenciones realizadas por este servicio de la Guardia Civil se intervinieron siete de armas de fuego y ocho piezas de caza.
El balance de las actuaciones de la GuardiaCivil no refleja un índice significativo del furtivismo en la provincia. La mayor parte de las actuaciones que realiza elSeprona están vinculadas con el uso irregular de los precintos de las piezas. En la última actuación, los agentes sancionaron a un cazador de 51 años que llevaba en el maletero dos cabezas de corzo que no tenían el precinto colocado. Éste, debe colocarse en la cuerna del animal una vez abatido, conforme a lo estipulado en la Ley de Caza en la Comunidad.

Fuente: http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/seprona-denuncio-ocho-cazadores-furtivos-2015_121806.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí