Muere una vecina arrollada por un joven que conducía sin carnet

0
463

Una vecina de Peñalba de 54 años, Begoña Calavera, falleció antes de ayer a consecuencia de un atropello que sufrió cuando estaba sentada en un banco junto a su casa, en la plaza de San Jorge. El responsable del accidente fue un joven de 21 años, que conducía el coche de un amigo que, precisamente, era uno de los inquilinos de la vivienda.

Este, que dio negativo en el control de alcoholemia, fue puesto en libertad tras declarar ante la Guardia Civil. Será citado por el juez en Fraga por un presunto delito contra la Seguridad Vial, del que podrían derivarse otros como la imprudencia con resultado de muerte.

EL SÁBADO El accidente, como publicó Heraldo, tuvo lugar a las 18.30 horas del padao sábado. El vehículo, propiedad del inquilino de la víctima –que también viajaba en él, junto a otro amigo–, se disponía a hacer un giro de herradura en la plaza cuando, por causas que se desconocen (probablemente por la falta de habilidad del conductor, dado que no tenía licencia), se fue recto y fue a chocar justo con el banco en el que estaba la mujer. Por lo investigado hasta el momento por la Guardia Civil, no parece que fuera a velocidad excesiva.

Aún así, el fuerte golpe contra el banco dejó Begoña Calavera malherida. Los vecinos, que se encontraban en un bar cercano viendo el partido del Zaragoza, avisaron al 061 y a la Guardia Civil. Pero ante la gravedad de las heridas hubo que llamar al helicóptero del 112. Este aterrizó en una zona cercana al lugar del siniestro y trasladó a la víctima al hospital Miguel Servet de Zaragoza. Allí falleció a las pocas horas como consecuencia de las lesiones.

El siniestro dejó conmocionada a la localidad oscense, según explicaba ayer el alcalde, Carlos Lerín. «El pueblo está fatal», admitía. La víctima era una vecina «de toda la vida», muy conocida e involucrada en las actividades que se organizan allí, y tenía dos hijos veinteañeros.

Ni el primer edil de Peñalba ni la Guardia Civil pudieron precisar de dónde es el conductor que causó el accidente, aunque al parecer vivía en alguna localidad cercana. Sí sabían que era de origen guineano, como los amigos que le acompañaban en el coche, incluído su propietario, el inquilino de la fallecida.

Este joven llevaba varios años residiendo allí y tenía fama de ser «un bendito», que nunca se metido en líos y que se dedicaba a trabajar en explotaciones agrícolas y granjas de la zona, sobre todo en Candasnos.

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/muere-vecina-arrollada-joven-conducia-sin-carnet_1100231.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí