Más de 600 conductores se dieron a la fuga en accidentes

0
456
Más de 600 conductores se dieron a la fuga en accidentes
Más de 600 conductores se dieron a la fuga en accidentes

La mayoría argumenta el miedo. Una suerte de shock que impide reaccionar y pulsa el acelerador en un impulso que invita a fugarsedespués de un accidente. Algunos, incluso, abandonando el vehículo en el mismo lugar. Sin embargo, prácticamente todos los casos esconden una infracción mayor que la simple colisión. En 2014, más de 600 conductores se dieron a la fuga sólo en Palma. Una técnica que la Policía reconoce que sale «muy barata» ya que la multa ronda los 200 euros. Menos que una sanción por posible alcoholemia o por haber conducido sin carnet.

Es, reconocen los agentes, una práctica «muy frecuente». Abandonar el lugar de los hechos después de un accidente de tráfico es una conducta cada vez más habitual entre los conductores baleares. «Desde los casos de un pequeño golpe o un roce a un coche aparcado hasta los atropellos», señalan desde la Policía Local de Palma. La estadística de 2014 dejó un total de 629 personas que se dieron a la fuga, una media de casi dos diarios para los 4.140 accidentes registrados. La cifra superaba los 403 fugados en 2013 y los 536 de un año antes.

En lo que va de año, varios han sido los casos detectados en la ciudad. El pasado mes de febrero, el conductor de una furgoneta huía tras impactar con otro vehículo y estrellarse contra el cuartel de la Guardia Civil en Son Rapinya. En mayo, otro abandonó su propio coche en la avenida Picasso después de haber chocado con otros tres que estaban aparcados.

«La mayoría alegan miedo, pero en casi todos los casos el accidenteescondía una infracción más grave que el simple impacto», aseguran desde la unidad de Tráfico de la Policía Local. Ir bajo los efectos de alcohol o drogas, conducir sin carnet o sin seguro en regla son las principales causas que invitan a la escapada. La primera, una circunstancia que ya no se puede comprobar aunque se encuentre al causante. La última, un motivo que se puede remediar hasta que dan con él.

Los fines de semana las fugas se disparan. En el depósito municipal de vehículos de Son Toells se acumulan cada semana los coches que quedaron sin conductor después de que éste sufriera un accidente y lo dejara en el lugar. «Muchos padres vienen luego a recogerlos porque eran sus hijos quienes conducían. En la mayoría de casos, con alcoholemia», señalan.

¿Cuánto cuesta darse a la fuga en España? La propia Policía Local reconoce que es «muy barato». Si sólo deja daños materiales a su paso, su huida se considerará una infracción administrativa, cuya multa ronda los 200 euros. Con el pago anticipado apenas 100 euros que reducen en mucho la sanción que recibiría el conductor si se comprueba que conducía tras haber consumido alcohol o drogas o sin la documentación en regla.

¿Qué hay de la socorrida denegación de auxilio? Los agentes asumen que este delito no es tan fácil de demostrar, puesto que debería asegurarse que el conductor dejó a la víctima desatendida porque no pudiera auxiliarse ninguna otra persona. En 2014 se vivió uno de estos casos después de la fuga de un coche en el Camino Viejo de Sineu que dejó a un motorista muerto y a otro herido grave. Tras dar con él, el juez le imputó también un delito de homicidio imprudente. «Encontramos a la mayoría de fugados», aseguran los agentes.

Fuente: http://www.elmundo.es/baleares/2015/07/29/55b87927e2704ee64e8b456d.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí