Más de 60 negocios de Carballo fueron asaltados desde el año 2013

0
476

Los robos con fuerza contra la propiedad privada han sido, y son, el gran quebradero de la Guardia Civil y la Policía Local de Carballo. Desde febrero del 2013 se han contabilizado más de 60 actuaciones en negocios (en su mayoría bares y restaurantes) de la capital de Bergantiños. Algunos locales han sufrido dos, y hasta tres visitas, en apenas dos meses. Son hechos delictivos en los que, en su mayoría, los costes de los destrozos superan al botín logrado.

A los ladrones les vale de todo: herramientas y maquinaria de bricolaje, las recaudaciones de las tragaperras y las registradoras. En algunas ocasiones se trató, incluso. de atracos en el que participaron varios delincuentes encapuchados, como ocurrió en la mañana del 4 de mayo del 2015 en el 7ª Avenida, en la Avenida de Fisterra.

El modus operandi varía poco. Los delincuentes emplean palancas, patas de cabra, trozos de tapas de alcantarillas… Cualquier objeto vale. Lo peor, cuando los ladrones emplean armas blancas o bates de béisbol. En algunas actuaciones el botín logrado ha sido relevante. Sobre todo, dinero que los propietarios de los negocios guardaban en sobres o bolsas en lugares estratégicos para efectuar pagos a proveedores. Ha sido el caso del Mesón do Pulpo, del que lograron llevar mil euros en metálico.

Lo que sí está corroborado y certificado por la Policía Local y la Guardia Civil es que gran parte de los que cometen estos hechos delictivos son jóvenes multirreincidentes. Es «la nueva hornada» o «la nueva camada» de Carballo. Los investigadores creen que más que actuar en grupos (más o menos organizados) lo hacen en pandillas: «Hay un líder, más o menos fijo, y el resto son compinches».

Pero son muchos los arrestados en los últimos años. De hecho, más de 150 carballeses acumulan 20 o más detenciones cada uno, una cifra que deja bien a las claras el problema que genera la delincuencia en Carballo y en concellos de Bergantiños. Porque muchos de los robos perpetrados en A Laracha, Malpica, Arteixo o Coristanco son cometidos por ladrones carballeses.

Sin embargo, en la Policía Local y la Guardia Civil prefieren ver el vaso medio lleno y entienden que las tasas de delincuencia en Carballo son muy similares (incluso más bajas) que las registradas en otras localidades gallegas con similares cifras de población. Eso sí, reconocen que los delitos contra la propiedad privada se llevan la palma.

Porque no solo los bares y los restaurantes son los objetivos de los ladrones. Viviendas (muchas de ellas con gente dentro), naves y garajes están en el punto de mira. Así, desde febrero del 2013 se contabilizaron ataques a medio centenar de vehículos. En algunas ocasiones lograron llevarse los turismos, que, posteriormente fueron utilizados para cometer otras fechorías. Es el caso del Volkswagen Golf sustraído en Carballo en marzo del 2014, que fue utilizado en robos y atracos a varios bares y cafeterías de Carballo. El turismo fue localizado, abandonado, un mes después en O Monte do Carme. La primera constancia de la utilización de este coche fue el martes 25 de marzo del 2014. Cuatro encapuchados armados con bates de béisbol intentaban atracar el café bar Galicia. Eran las tres y media de la madrugada. Los ladrones estacionaban el vehículo delante del local, en la calle Vázquez de Parga. Intentaron reventar los cristales y la puerta principal, pero el blindaje lo impidió, por lo que optaron por darse a la fuga. Veinticuatro horas después, este mismo coche era empleado por tres encapuchados para acceder al local DLuxe.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/carballo/2016/02/22/60-negocios-carballo-fueron-asaltados-ano-2013/0003_201602C22C1992.htm

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí