Los detenidos por la Guardia Civil no tienen ni jabón

0
484

Los detenidos por la Guardia Civil en la provincia no tienen ni lo más básico para poder comparecer ante el juez adecentados. Los cuarteles carecen de lo más básico: toallas, jabón, compresas, papel higiénico… La AsociaciónUnificada de Guardias Civiles ha presentado una queja ante el defensor del pueblo.

La Secretaría de Estado de Seguridad emitió en noviembre de 2015 una instrucción por la que se aprueba un protocolo de actuación en las áreas de custodia de detenidos. Sin embargo, cuatro meses después, esa instrucción se incumple en todos los cuarteles de la Guardia Civil de Las Palmas. Para empezar, los objetos personales de los detenidos deben guardarse en bolsas herméticamente cerradas y con un sello de la dependencia para evitar el extravío de las pertenencias de los detenidos. Sin embargo, los agentes de la Benemérita se ven obligados a utilizar bolsas de basura o de bocadillos ante la carencia de materiales.
«Esto perjudica a la imagen del Cuerpo», sentencia Juan Couce, secretario general de AUGC Las Palmas, «además, no se puede garantizar al detenido que nadie haya manipulado sus pertenencias o que no se extravíen al no estar adecuadamente selladas», añade.

No es la única necesidad sin cubrir. La instrucción ordena que los detenidos cuenten con material higiénico que les permita adecentarse antes de comparecer ante el juez. Pero no hay productos de higiene básicos como jabón, toallas, cepillo y pasta de dientes o papel higiénico. «Se han dado casos en los que las compañeras han tenido que prestar una compresa a una detenida porque no teníamos», indica Couce quien explica que en caso de emergencia a los cuarteles que cuentan con equipos de Cruz Roja cerca les prestan material que tienen para los inmigrantes irregulares que llegan a las Islas.

Desde AUGC también denuncian el incumplimiento de la normativa en materia de seguridad.  El personal encargado de la custodia de los detenidos no cuenta con formación técnica en primeros auxilios o el uso de extintores. Es más, la mayoría de los calabozos no tienen colchones ni mantas ignífugas, con los riesgos que eso supone.

«Han pasado ya cuatro meses desde que emitió la instrucción y aún así el 99% de los cuarteles no cumplen ni los mínimos requisitos que exige», reflexiona el secretario general de AUGC, «consideramos que ya ha pasado un tiempo más que razonable para cumplir con ella», sentencia.

Fuente: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=413426

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí