Liberado un joven al que su padre mantenía encerrado en el domicilio desde hacía dos años

0
455

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido en Rivas Vaciamadrid (Madrid) a un hombre que mantenía encerrado a su hijo de 19 años desde hacía dos años en el domicilio familiar.

Los agentes encontraron al joven en estado de desnutrición, deshidratación y desorientación, tras sufrir presuntamente maltrato físico y psicológico durante los más de dos años de encierro.

La investigación se inició al enviar el joven un e-mail de auxilio a la dirección atencionfamiliaymujer@policia.es, alertando de su situación. También facilitaba un correo y teléfono de contacto de su hermana, quien confirmó los hechos y advirtió de la situación de peligro a los investigadores.

Los agentes establecieron una actuación coordinada e inmediata y solicitaron mandamiento judicial de entrada en el domicilio al Juzgado de Instrucción de Arganda del Rey.

PALIZAS DIARIAS

Cuando accedieron a la vivienda comprobaron la detención ilegal y que la víctima presentaba un cuadro de extrema delgadez, desorientación y secuelas físicas que, según manifestó a los policías, eran consecuencia de las palizas que recibía por parte de su progenitor, siendo atendido por los servicios médicos en el propio domicilio a requerimiento de los agentes. El padre de la víctima, que respondió de forma violenta a la actuación policial, fue arrestado.

La casa en la que el joven se encontraba retenido estaba protegida con rejas, aluminios y maderas, que impedían que pudiese salir al exterior. Según la declaración de la víctima, su progenitor le propinaba a diario fuertes palizas, apenas le proporcionaba alimento para subsistir, le limitaba el acceso al agua potable y le obligaba a permanecer todo el día en el mismo habitáculo de la casa.

Además, todas las estancias de la vivienda se encontraban repletas de objetos inservibles, muebles rotos y bolsas de basura, llegando el elevado volumen de basura acumulada a dificultar el tránsito por pasillos y habitaciones.

Por otro lado, el arrestado tenía también problemas de convivencia vecinales debido a extrañas obsesiones y una posible enfermedad mental, creyendo que sus vecinos le envenenaban el agua y producían radiaciones peligrosas, sintiéndose además perseguido por la mafia rusa.

Han participado en la operación agentes de la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer) de la Policía Nacional, así como componentes de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid y de la Policía Local del municipio.

Fuente: http://www.servimedia.es/Noticias/Detalle.aspx?n=593601

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí