La unidad motorizada de la Policía Nacional se encuentra bajo mínimos

0
465

Uno de los principales objetivos de los cuerpos de seguridad es trabajar en la calle para la prevención de los posibles delitos que se puedan cometer. Ante esta necesidad, en el año 2012 la Policía Nacional, con su excomisario jefe provincial Juan Carretero al frente, reactivó las patrullas en motocicleta con 10 agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Sin embargo, en los últimos meses este servicio ha disminuido significativamente su presencia en las calles del centro de la ciudad, su ámbito de acción. El motivo, tal y como apuntó la secretaria general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Cádiz, María del Carmen Velayos, es la falta de personal que sufre el cuerpo de seguridad del Estado en la capital gaditana. «La unidad de motos está como está, que no existe», aseguró la sindicalista.

Esta reclamación por parte de este sindicato no es nueva, ya que en el pasado mes de diciembre remitió un informe a la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental en el que, a partir de las necesidades que tiene Cádiz, se reclamaba la incorporación de 50 nuevos agentes de escala básica.

Ante este déficit en la plantilla policial de la capital, Velayos señaló que «el núcleo base para velar por la seguridad de los ciudadanos la forman los zetas -las radiopatrullas-«, por lo que , ante «una falta de funcionarios tremenda», los efectivos de la unidad motorizada «están pasando a cubrir los zetas, que son prioritarios». De hecho, recalcó que hay otras unidades que se están viendo afectados ante la falta de personal, ya que «como ejemplo, hay veces que funcionarios de la sala del 091 bajan para hacer el servicio de los zetas».

Asimismo, dentro de las labores que están desarrollando los agentes que integran la unidad motorizada, Velayos afirmó que «los funcionarios están cubriendo desde hace unos meses el turno rotatorio de los zetas, las vacaciones, las licencias, las bajas, los permisos o los días de asuntos propios, por lo que cuando llegue el verano esto va a ser un descoloque».

Otro asunto que también apuntó la dirigente del SUP en Cádiz que ha afectado a la realización de este servicio ha sido «la implantación de la nueva jornada laboral desde el 1 de abril, que ha sido nefasta, con más grupos de trabajo, pero con menos gente, por lo que se crea más déficit» en la plantilla policial. De hecho, remarcó que, a partir de los informes que vienen realizando, era un tema «que se veía venir» si se sumaba el nivel de jubilaciones previsto.

Sobre la necesidad de que se mantenga la unidad motorizada, Velayos incidió en que «la presencia preventiva es muy importante, ya que, siempre que hay que patrullas policiales, el que viene a hacer alguna cosa fuera de la ley se retrae. En los centros urbanos es donde está la vida en las ciudades y es vital la presencia policial. Por eso reclamamos que tiene que venir más personal».

Una muestra de que no se están cubriendo las peticiones para reforzar la plantilla policial es que en las últimas oposiciones de la Policía Nacional sólo se sacó a concurso una plaza para Cádiz capital.

Ante estas circunstancias, el SUP Cádiz ha remitido diversas solicitudes para pedir refuerzos al comisario jefe provincial, el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, el director adjunto operativo y el director de Recursos Humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí