La Ordenanza de Guardería Rural afectará a 4.800 fincas rústicas

0
485

La nueva Ordenanza Municipal de Guardería Rural permitirá al Ayuntamiento de Mérida ingresar cerca de 260.000 euros en 2013. La norma, que fue aprobada en el pleno celebrado el pasado viernes, será de aplicación para las 4.804 fincas rústicas repartidas por el término municipal emeritense.

El servicio de guardería rural consiste en el mantenimiento del orden y control de los bienes de carácter rural, agrícola o ganadero, así como la conservación y protección de los caminos públicos municipales existentes en el municipio. En líneas generales, se tratará de ofrecer vigilancia e informes sobre los inmuebles de naturaleza rústica de Mérida. De esa forma, afectará a todas las fincas rústicas del término municipal, lo que confiere a la tasa un carácter obligatorio.

El pago se exigirá a los titulares de parcelas que figuren en el último padrón aprobado del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica del Ayuntamiento de Mérida. En el caso de que se produzcan cambios, los contribuyentes estarán obligados a aportar una declaración de alta con sus datos personales y dirección fiscal, situación y superficie de la parcela, documento que acredite la titularidad y copia del último recibo del IBI.

a cuota a satisfacer será el resultado de aplicar una tarifa fija, establecida por tramos, más una variable dependiendo de la superficie de la propiedad. El Consistorio establece que las parcelas de menos de una hectárea deberán pagar 20 euros. Para las que tengan entre una y cinco hectáreas se exigirá 45 euros; de cinco a diez, 65; de diez a cincuenta, 90; de cincuenta a cien, 100; de cien a doscientas, 125; de doscientas a quinientas, 175; y las fincas de más de quinientas hectáreas tendrán que ingresar 200 euros. A esta cantidad se añadirá 0,20 euros por hectárea, un pago que no se exigirá a las que tengan menos de esa superficie. De esa forma, la tasa a abonar oscilará entre 20 euros como mínimo y más de 300 euros al año.

Con estos valores, el Ayuntamiento prevé recaudar cerca de 260.000 euros en 2013. El informe económico realizado para la aprobación de la ordenanza señala que en el término municipal hay 1.568 parcelas con menos de una hectárea, lo que arroja un cobro de 31.360 euros. Entre una y cinco hectáreas hay 1.725 fincas, por las que se recibirá 78.646,80 euros. De cinco a diez hectáreas están registradas 519 propiedades, que aportarán 34.495,80 euros a las arcas municipales. De diez a cincuenta hectáreas hay 602, por las que se ingresará 56.985 euros.

En cuanto a las fincas de mayor tamaño, el estudio municipal indica que hay 155 que tienen entre cincuenta y cien hectáreas, que pagarán 17.686,80 euros; 144 de cien a doscientas hectáreas, por las que se recibirá 21.559,80 euros; 83 de doscientas a quinientas hectáreas, que abonarán 15.304 euros; y solo ocho de más de quinientas hectáreas, por las que se ingresará una cuantía de 2.939,26 euros.

Con siete trabajadores

Según el estudio de costes elaborado por los técnicos municipales, un requisito exigido por la Ley de Haciendas Locales para poder establecer la cuantía de la tasa, los costes de personal por la prestación del servicio ascenderán a casi 220.000 euros por el salario y la Seguridad Social de siete trabajadores. La labor de guardería rural será realizada por seis agentes de Policía Local de segunda actividad, a lo que se unirá un administrativo que se encargará de gestionar la base de datos de los titulares de las fincas.

A esto se sumarán los gastos por la compra de bienes corrientes y servicios, entre lo que se incluye la amortización por la adquisición de tres vehículos todoterreno, vestuario, material, etc. En total, el Consistorio emeritense prevé gastar unos 58.000 euros.

A los costes directos se añaden los indirectos, que corresponden a las obligaciones que se generarán en el resto de la administración municipal. Se obtienen por la participación de los costes directos sobre el total del Presupuesto municipal y ascienden a 38.000 euros. En total, los técnicos municipales prevén que el nuevo servicio supondrá a las arcas municipales un desembolso de 315.700 euros.

De esa forma, los gastos estarán por encima de los ingresos, con lo que se cumplirá la Ley de Haciendas Locales, que establece que el importe de una tasa municipal no podrá superar los costes del servicio en cuestión.

Fuente: http://www.hoy.es/v/20130102/merida/ordenanza-guarderia-rural-afectara-20130102.html

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí