La Guardia Civil prohíbe los chalecos antibalas que se compran los agentes

0
493
«Como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer». Con este viejo refrán la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) resume la actitud de la Benemérita, que ni proporciona los chalecos antibalas a todos sus agentes ni les permite utilizar los que ellos mismos adquieren con su dinero.
El Estado Mayor de Logística ha contestado hace pocas fechas a una consulta de una Comandancia que cuestionaba sobre la posibilidad de portar un chaleco particular. Pues bien, fundamentándose en la Ley orgánica 2/86 de 13 de marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el Instituto Armado advierte de que «no procede la utilización durante el servicio de otro equipamiento que no haya sido previamente adjudicado por los servicios correspondientes, el cual ha sido objeto de un proceso de valoración y análisis desde el punto de vista técnico que determina su idoneidad al efecto».
La AUGC recuerda que, en mitad de un estado de alerta 4 por amenaza de atentado yihadista, los agentes de la Benemérita «salen a la calle sin chalecos antibalas». Los pocos que hay, continúa la asociación, «no están adaptados a los guardias y mucho menos a las mujeres, lo que hace que esas prendas sean muchas veces ineficaces».
Para paliar esta carencia muchos efectivos optaron por adquirir ellos mismos un chaleco, «algo así como si un albañil tuviera que comprarse el casco, el arnés o el andamio». El sistema de protección personal puede rondar los 500 euros gracias a las ofertas que logró la AUGC.
La organización lleva desde hace muchos años reclamando chalecos adecuados y personalizados para todos los agentes, pero siempre «choca con recortes que no se dan para comprar tablets u organizar desfiles». Acusan, en este sentido, al Ministerio de que no les importa la vida de los trabajadores de la Guardia Civil. La AEGC y la Unión GC también se hicieron eco ayer de esta prohibición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí