La Guardia Civil detiene a cuatro personas por el robo de gran cantidad de objetos históricos y artísticos

0
478

La Guardia Civil, en la denominada operación BEULES, llevada a cabo en Zaragoza, ha detenido a cuatro personas como presuntas autoras del robo de numerosos objetos de gran valor histórico y artístico. Se han recuperado 98 cuadros, 14 láminas, 13 radios de los años 40/60, 3 muebles religiosos de madera y 12 imágenes religiosas, entre otros objetos antiguos y artísticos.

Algunos de estos efectos podrían tener gran valor histórico y artístico, entre los que se encuentran un cuadro de Vicente Barneto, un piano antiguo y un cofre, que junto al resto de material intervenido se están estudiando para su correcta catalogación.

A principios del mes de septiembre se denunció en dependencias de la Guardia Civil del Puesto de Casablanca de la Comandancia de Zaragoza, la sustracción de 430 cuadros pintados por diferentes artistas, del interior de un chalet de la localidad de Cuarte de Huerva, cuyo titular es una empresa societaria.

Por las manifestaciones iniciales aportadas, se conoció que estos cuadros se encontraban bajo llave en una de las habitaciones del chalet y que en los hechos podrían encontrarse implicadas cuatro personas, alguna de ellas relacionadas societariamente con el denunciante.

Equipos especializados en la investigación de delitos contra el patrimonio de la Policía Judicial de la Guardia Civil con base en Casetas (Zaragoza), iniciaron las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos y conocieron que además de los cuadros denunciados, también habían sido sustraídos al denunciante del interior de su oficina otros objetos artísticos, colecciones de miniaturas y quinqués, mobiliario antiguo y otros efectos.

Como resultado de las investigaciones llevadas a cabo se determinó que parte de los efectos fueron sustraídos del interior del chalet, al que se accedió tras forzar la cerradura de la puerta de la habitación en la que se encontraban parte de la pinacoteca y otros objetos de valor denunciados.

El resto de efectos, colecciones de miniaturas, quinqués, manuscritos, cuadros y otros objetos de valor, le fueron sustraídos del interior de una oficina de la empresa en la que trabajaba.

Parte de estos efectos fueron localizados por el propietario y denunciante en un mercado ambulante de esta capital, en los que se estaban vendiendo al público y fueron intervenidos por la Policía Local de Zaragoza. El resto, fueron localizados e intervenidos por los equipos de investigación de la de la Guardia Civil en una nave situada en el Barrio de Monzalbarba de esta capital, propiedad de una de las empresas societarias, y en un trastero de una empresa de guardamuebles que había sido alquilado para almacenar parte de los efectos sustraídos.

Fuente: http://www.guardiacivil.es/es/prensa/noticias/4665.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí