La Guardia Civil detiene a tres menores por vejar a una compañera

0
555

La Guardia Civil ha detenido a tres menores por insultar y vejar a una compañera de clase en la localidad madrileña de Pinto a través de las redes sociales y en el instituto con humillaciones hacia ella y su entorno familiar, informa este cuerpo policial. La estudiante estaba en cuarto de secundaria, era atendida en diversificación (los alumnos que requieren un seguimiento especial) y era nueva en el centro.

La situación llegó a ser tan grave que la víctima abandonó el centro a consecuencia de los diferentes episodios de acoso a los que la exponían. Los menores, varones de 16 y 17 años y vecinos de la zona, han sido arrestados por la supuesta comisión de un delito contra la integridad moral y puestos a disposición de la Fiscalía.

Fuentes de la Consejería de Educación afirman que ese organismo se ha enterado del acoso esta mañana tras las detenciones de la Guardia Civil. Seguidamente han enviado a dos inspectores al instituto para que elaboren un informe sobre el proceso.

La investigación se inició a finales del pasado mes de mayo cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una menor había abandonado el instituto a consecuencia de los insultos y vejaciones reiteradas por parte de varios compañeros de clase. Los profesores aseguran que les han prohibido hablar como ocurrió hace unas semanas tras el suicio en Usera de Arantza, otra adolescente acosada.

Ante la situación de especial vulnerabilidad de la menor se hizo cargo de la investigación el Equipo de Policía Judicial de Pinto que a través de diferentes testimonios de profesores y alumnos corroboró la existencia de numerosos episodios de humillación e insultos hacia la víctima a lo largo del curso escolar actual. Estos hechos empezaron con incidentes aislados y se incrementaron en los últimos meses en forma de malas contestaciones en público con vejaciones en el instituto y a través de las redes sociales.

En el instituto los alumnos confirman que el acoso comenzó en septiembre y era generalizado por parte de su clase.Le llamaban fea e insultaban a su padre. Y, sobre todo, la acosaban por las redes sociales.

Los alumnos consideran que el clima de violencia s había bajado desde que el instituto había tomado la decisión de que fuesen los alumnos quienes se cambiasen de aula y no los profesores. Antes se producían roces en los cambios de clase.

De esta manera consiguieron marginar y apartar a la víctima de su círculo escolar hasta el punto de que abandonó el centro al serle imposible acudir a clase. Todo ello ha sido corroborado por diferentes compañeros de clase y profesores quienes activaron el protocolo contra el acoso de la Comunidad de Madrid y adoptaron medidas dirigidas a que depusieran su actitud los tres autores de los hechos, que fueron detenidos el viernes pasado.

La Guardia Civil recuerda que a través del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos imparte charlas para la concienciación y prevención del acoso. Para detectarlo recomienda estar atentos a los cambios en la conducta de los menores como por ejemplo si se muestran más irritables y violentos y sufren rabietas y si presentan síntomas psicosomáticos como dolores de estómago o de cabeza sin causa médica.

Además, si se resisten a ir al centro educativo o tienen miedo a volver tras las vacaciones, si nunca quieren hablar de su vida escolar, si tienen un bajón repentino en su rendimiento y si empiezan a perder sus pertenencias o las llevan rotas.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/06/10/madrid/1433928467_387409.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí