La Ertzaintza investigó en 2013 casi 3.600 estafas en Internet, un 40% más

0
402

La Ertzaintza investigó en 2013 casi 3.600 estafas y timos cometidos a través de Internet en el País Vasco, principalmente relacionados con cargos en cuentas bancarias de particulares y compras fraudulentas en páginas web, lo que representa un incremento de casos del 40% con respecto a 2012. Ante estos delitos, los expertos informáticos de la Ertzaintza recomiendan desconfiar de los «chollos» en Internet, así como actualizar los sistemas operativos de los equipos e instalar antivirus.En concreto, la Policía vasca constató 3.592 casos de este tipo, frente a los 2.561 de 2012, según los datos ofrecidos este sábado por Seguridad. El 90% de los actos delictivos en Internet son estafas y el resto están relacionados con amenazas, coacciones, injurias, acoso sexual y corrupción de menores, descubrimiento y revelación de secretos, extorsión y hechos contra la propiedad intelectual, entre otros.

La mayoría de las estafas se refieren a importes de dinero cargados de manera fraudulenta en las cuentas bancarias de particulares. Los delincuentes, según la Ertzaintza, tratan de obtener los datos del usuario y las claves de las tarjetas de crédito por medio de falsas páginas web, aparentemente auténticas, u otras técnicas a través del correo electrónico o servicios de mensajería instantánea para apoderarse de los datos sensibles de los ciudadanos y poder operar en sus cuentas o suplantar su identidad.

Como ejemplo, la Ertzaintza cita el envío de un correo electrónico desde una supuesta entidad bancaria para pedir los datos de una tarjeta con la excusa de desbloquearla por motivos de seguridad. Tras disponer de dicha información, los delincuentes realizan uno o varios cargos, normalmente inferiores a los 3.000 euros para evitar los filtros de las entidades bancarias.

La Ertzaintza detuvo en julio de 2013 en Ortuella a seis varones acusados de usurpación de identidad y de estafar 110.000 euros a una empresa textil de Murcia. Los delincuentes se hacían pasar por empresarios formalizando varias compras de productos textiles en Internet. Fueron arrestados cuando se disponían a recoger la mercancía y abonarla con dos pagarés falsos.

Otro timo habitual es el pago por anticipado en compras tramitadas en páginas de artículos de segunda mano. Con el gancho de ofertas muy atractivas, engañan a las víctimas para que adelanten el importe o efectúen los pagos a través de empresas de envío de dinero. Finalmente, el objeto de la compra nunca llega al destinatario o sus características son inferiores a las ofertadas.

También se dan casos de toma de control del equipo informático del particular a través de un virus. En estos casos el ordenador prácticamente deja de funcionar y se solicita una compensación económica para su restauración. Una variante de este delito consiste en bloquear el equipo, simulando proceder de una institución oficial y la imposición de una supuesta multa por haber descubierto archivos que violan la propiedad intelectual o con pornografía infantil.

Seguridad también alerta sobre otros engaños relacionados con falsas ofertas de trabajo con promesas de incorporación inmediata y alta remuneración o empleos desde casa. Para acceder a estos trabajos se requiere el ingreso previo de una cantidad económica en una cuenta con la excusa de ciertos trámites de contratación o por gastos de un curso de formación.

Igualmente se han registrado timos relativos a alquileres de apartamentos o viajes a bajo coste que finalmente salen muy caros al tratarse de simples bulos, o relacionados con premios de sorteos en los que no se ha participado.

La Ertzaintza avisa a los ciudadanos de la importancia de presentar denunciar antes estos hechos aportando toda la documentación que se disponga aunque pueda parecer irrelevante. La Policía vasca recomienda a los ciudadanos que usen el «sentido común» y desconfíen de los hechos, que instalen antivirus y cortafuegos en los ordenadores, actualicen el sistema operativo, no abran mensajes de correo de dudoso origen o que no instalen programas de fuentes desconocidas o poco fiables.

Existe la posibilidad de informar a la Ertzaintza sobre un hecho relacionado con Internet que se considere delictivo. Se puede contactar directamente con el grupo especializado en delincuencia informática en la dirección de correo electrónico delitosinformaticos@ertzaintza.net / delituinformatikoak@ertzaintza.net.

Aunque estas informaciones carecen de la consideración de denuncia, los datos que se faciliten por esta vía son atendidos y estudiados. La Ertzaintza inicia las gestiones necesarias para confirmar la existencia de delito.

Fuente:  http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/02/01/paisvasco/1391265748_604531.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí