Intentan secuestrar a un traficante de drogas camuflados en Halloween

0
458

La Guardia Civil ha detenido en Motilla del Palancar a cinco personas por tráfico de drogas, a cuatro de las cuales también se les implica en el intento de secuestro de un presunto traficante de la citada localidad aprovechando la festividad de Hallowen, al que también se detuvo tras hallarle un cuarto de kilo de cocaína.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, estas detenciones se producen durante la última fase de la operación «Sanestrellas», llevada a cabo por la Guardia Civil contra el tráfico de drogas.

Esta operación policial se inició en agosto pasado a raíz de la detención de una sexta persona a la que le fueron incautados 700 gramos de marihuana, presuntamente destinada a su distribución.

Efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Cuenca comprobaron en las investigaciones posteriores que una persona relacionada con el detenido podía dedicarse a esta misma actividad en la comarca de La Manchuela conquense y que, además del delito de tráfico de drogas, estaba planeando una detención ilegal y un robo con violencia simultáneo, cuya víctima era un traficante de drogas de Motilla del Palancar.

El secuestro iba a ser cometido por la persona investigada y otros tres delincuentes aprovechando el anonimato que podía proporcionarles la celebración de Halloween, dada la gran cantidad de personas que transitaban disfrazadas por las calles.

Para ello, dos de los individuos detenidos se desplazaron desde Torrevieja hasta Motilla del Palancar en un vehículo con las lunas tintadas, preparado para el secuestro y posterior robo de la droga que pudiera tener la víctima en su domicilio.

Un tercer miembro del grupo, que era el objeto de la investigación anterior, vigilaba y coordinaba el hecho delictivo mientras el cuarto era el encargado de concertar con la víctima la compra de una dosis de droga para, aprovechando que se había abierto la puerta para realizar esta transacción, franquear el paso a los dos individuos restantes, quienes materializarían el secuestro.

La Guardia Civil, que tenía establecido un operativo de control de las actividades de la víctima y de uno de sus supuestos captores, detectó los movimientos de estos individuos y realizó un seguimiento sobre su actividad, comprobando que realizaban un reconocimiento de la zona donde tenían previsto cometer el delito.

Pasadas las nueve de la noche se observó que el supuesto comprador accedía a la vivienda de la víctima, mientras que otro componente del grupo realizaba labores de vigilancia en las proximidades.

Simultáneamente, el vehículo con las lunas tintadas merodeaba por las inmediaciones en espera de encontrar el momento propicio para situarse frente a la puerta del domicilio, algo que hizo apenas unos minutos después.

Este momento fue aprovechado por los efectivos de la Guardia Civil que formaban parte del operativo para detener a sus dos ocupantes, interviniendo en el interior de aquel dos pasamontañas, varias bridas de plástico y cinta de embalar.

Momentos después fue detenido el supuesto comprador y posteriormente lo sería la persona que realizaba las tareas de vigilancia.

La presunta víctima, que desconocía lo que estaba ocurriendo, fue identificada cuando salía de su domicilio portando una riñonera, en cuyo interior había un paquete conteniendo cuarenta y cinco gramos de cocaína, además de 215 euros y dos teléfonos móviles, por lo que también fue detenida por un delito de tráfico de drogas.

Como consecuencia de ello se llevaron a cabo cuatro entradas y registros en domicilios, autorizadas por la autoridad judicial competente, dos en el domicilio de la supuesta «víctima» y dos correspondientes al tercer componente de los secuestradores.

En los dos primeros registros se hallaron 240 gramos de cocaína, un ordenador y 2.050 euros, mientras que en los otros dos se hallaron efectos para la manipulación y distribución de droga, 565 gramos de marihuana, dos ordenadores portátiles, junto a diversos medicamentos.

La Guardia Civil ha detenido a seis personas por tráfico de drogas dentro de la operación Sanestrellas, imputando también a cuatro de ellas un delito de detención ilegal y robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, así como de asociación ilícita.

Se han intervenido 286 gramos de cocaína, 1.265 gramos de marihuana, efectos para la manipulación y dosificación de marihuana y cocaína, 28 ampollas inyectables de anabolizantes y esteroides y jeringuillas para su administración, un envase de clembuterol de uso animal, 2.525 euros, 6 teléfonos móviles, 3 ordenadores portátiles, 2 pasamontañas, bridas de plástico, cinta de embalar y tres vehículos.

En el desarrollo de la investigación, además del Equipo EDOA de Cuenca, han intervenido agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, de Seguridad Ciudadana y de Tráfico de la Guardia Civil de Cuenca.

Fuente:  http://www.abc.es/local-castilla-mancha/20131121/abci-secuestro-cuenca-201311212136.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí