Dos detenidos y cinco ‘ertzainas’ heridos tras graves incidentes en Vitoria por el 3 de marzo

0
466
ertzainas
ertzainas

Graves incidentes registrados esta noche en el casco viejo de Vitoria y en los aledaños deslucieron la reclamación de justicia para los cinco trabajadores tiroteados por la Policía en una iglesia de Zaramaga tal día como hoy en 1976.

Fuentes policiales informaron de que los antidisturbios de la Ertzaintza se vieron obligados a desplegarse por todo el centro de la ciudad y a cargar para responder a dos intentos de asalto con piedras, botellas y otros objetos contundentes a la Subdelegación del Gobierno de España y a la quema de cajeros y contenedores en varias calles. Hay dos detenidos y cinco agentes heridos.

Los altercados, que son frecuentes siempre que hay una conmemoración del 3 de marzo, estaban previstos desde primera hora de la mañana, cuando en algunos puntos de Vitoria aparecieron pintadas con lemas como Jo ta ke o Borroka da bide bakarra (‘la lucha es el único camino’).

El Departamento de Seguridad había constituido una mesa de crisis y había reforzado a la comisaría de Vitoria con 72 efectivos procedentes de Iurreta.

Los homenajes por las víctimas se iniciaron con una ofrenda floral en la que participaron familiares de los fallecidos y de los heridos. Sobrinas de dos de los trabajadores asesinados lamentaron que 39 años después «da mucha rabia» constatar que nadie ha sido juzgado por aquel «crimen de Estado», informa Efe.

A continuación, arrancó desde Zaramaga y con destino al centro de la ciudad la tradicional manifestación que cada año recuerda que sigue sin hacerse justicia con las víctimas de aquellos sucesos. Bajo el lema ‘Homenaje a la lucha de la clase obrera-Langileen borrokaren oroimenean’ y con las fotografías de las víctimas en la cabecera, miles de personas marcharon pacíficamente hasta la Virgen Blanca.

Al término de la manifestación, sin embargo, varias decenas de encapuchados se dispersaron por el casco viejo y alrededores y cometieron decenas actos de vandalismo. Cruzaron y quemaron contenedores, ardieron cajeros automáticos y arrojaron objetos contundentes contra los ertzainas que tuvieron que intervenir y que, nuevamente, prescindieron de las pelotas de goma que mataron a Íñigo Cabacas para utilizar el nuevo material antidisturbios. Algunos de los jóvenes portaban mochilas con decenas de tornillos, pertrechos que se emplearon como munición para arrojarlos contra los policías.

Según las fuentes consultadas, uno de los objetivos de los alborotadores fue la sede de la Subdelegación, ubicada en la calle de Olaguíbel, que fue atacada en al menos dos ocasiones, lo que motivó cargas de los antidisturbios.

A las 21.45 de la noche, cuando el dispositivo de seguridad no se podía dar todavía por cerrado, la Policía vasca había procedido ya a la detención de dos jóvenes en la calle de Cuchillería. Asimismo, varios ertzainas, al menos cuatro, resultaron heridos por botellazos, aunque en ninguno de los casos parecía que las lesiones fueran de gravedad.

Fuente: http://www.elmundo.es/pais-vasco/2015/03/03/54f61f36e2704eec658b456d.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí