Dos de cada tres cuarteles abulenses de la Guardia Civil necesita adaptarse al siglo XXI

0
499
Por cuarto año consecutivo la Diputación de Ávila se ha querido poner del lado de la Guardia Civil con el convenio para mantenimiento de cuarteles y además en esta ocasión lo hace incrementando la partida presupuestaria que destina a este fin y que pasa de los tradicionales 30.000 euros a los 50.000, tal y como aseguraba el presidente de la institución provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. Un presupuesto que se completa con una partida similar que aporta el Ministerior del Interior, concretamente desde la Secretaría de Estado de Seguridad a través de la Dirección General de la Guardia Civil. En principio estos 100.000 euros irán destinados a realizar dos obras de mantenimiento que podrían llevarse a cabo en los cuarteles de Casavieja y El Barraco, si bien es cierto que aún hay que valorar esta posibilidad, decía el teniente coronel Carlos Alonso minutos antes de la rúbrica de este convenio.Alonso se mostraba «tremendamente agradecido» por el apoyo de Diputación, pero de sus palabras se desprendía que estos 100.000 euros no son ni con mucho lo que necesitan estas instalaciones.
En estos momentos existen 29 cuarteles en la provincia de Ávila pero tan sólo se puede decir que en torno a 10 estarían adaptados para las necesidades del siglo XXI. La subdelegada del Gobierno en Ávila, María Ángeles Ortega, de hecho cifraba en dos millones de euros el presupuesto necesario en estos momentos para esta remodelación. Y es que, completaba Alonso «aproximadamente la mitad de estas instalaciones fueron construidas en los años 50. Las formas de construcción se quedan antiguas en estos momentos».
El teniente coronel apuntaba a que mantener esta cercanía a los pueblos y al ciudadano es algo «a lo que no queremos renunciar» pero asumía que «hacerlo es muy caro en recursos humanos y materiales». Aunque reconocía que la decisión no estaba en sus manos abría el debate a sí «el despliegue actual es el adecuado», en cualquier caso «haría falta mucho dinero para estar en unos estándares de idoneidad».
Diputación está de su parte y de hecho pone dinero para que esa cercanía al ciudadano siga siendo lo que es y como ellos también tienen ayuntamientos de su parte. De hecho, Ortega aseguraba que en estos momentos hay ayuntamientos como Cebreros o Fontiveros que están trabajando sobre el tema para ver qué pueden aportar para mejorar sus cuarteles y como ellos hay varios interesados en sumarse y otros que ya lo están haciendo.Es sin duda «una magnífica forma de colaboración entre administraciones para mantenerse cuanto más cerca mejor del ciudadano», decía. Al mismo tiempo redundaba en las palabras de Alonso sobre que: «Hay varias fórmulas que no tienen por qué ser las tradicionales, manteniendo la cercanía pero siendo menos caras, además debemos tener en cuenta que no todos los guardias civiles viven en los municipios».
Los ayuntamientos, reconocía Alonso, colaboran con nosotros de diferentes modos, aportando por ejemplo jardineros o a los propios trabajadores municipales para por ejemplo pintar instalaciones, pero a tenor de lo que hablaron tanto el presidente de la Diputación, como la subdelegada del Gobierno y el teniente coronel hay mucho por hacer. En cuanto a las obras de acondicionamiento de los cuarteles no serán inmediatas «nos podríamos ir hasta el verano para que empiecen y en ese tiempo se puede producir un cambio en cuanto a la prioridad del gasto» decía Alonso. Y es que primero tiene que llegar el dinero de los créditos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí