Detienen a 60 personas en una nueva estafa de multipropiedad

0
478

Nada nuevo en la Costa del Sol. Tristemente se vuelve a repetir la estafa sobre multipropiedades que ya se reprodujo en este territorio en casos muy mediáticos de 2009 y 2005 cuando, por ejemplo, en este antiguo caso, la Policía Nacional asestó un golpe parecido contra las conocidas como vacaciones de time sharing o tiempo compartido. Esto es, la compra de alojamientos por fechas concretas para disfrutar de vacaciones. Los británicos han vuelto a ser la diana de este viejo tocomocho.

Agentes de la sección de fraudes de la comisaría de Málaga desmantelaron entonces una red que timó a más de 15.000 personas, en su mayoría de esta nacionalidad. La red, que ganó 18 millones, prometía encontrarles un comprador. A cambio, reclamaban una cantidad económica para gastos de gestión. Al final, los supuestos compradores no existían. Mismo caso diez años después.

IMPORTES

A 500 víctimas se les ha defraudado entre 300 y 50.000 euros

Este es el nuevo capítulo de la operación ‘Tormenta’, presentada ayer en la comisaría central de la Policía Nacional y que contó hasta con la presencia del subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, poco dado a las ruedas de prensa pero sí a los actos de celebración, como esta exitosa redada.

En este caso, la dimensión de la estafa ha sido también superlativa. 500 víctimas y sesenta detenidos con ocho registros de por medio,97.000 euros intervenidos de cuentas de los estafadores, 30.000 en metálico y 800.000 euros calculados en propiedades embargadas, un barco y seis vehículos, entre otras cosas bloqueadas por la policía a falta de sentenciar a los acusados.

REPETIDO

En 2005 y 2009 se reprodujeron casos en los que se calcó el modus operandi

La estafa comenzaba con llamadas telefónicas a las víctimas, a las que todavía no se conoce en su totalidad, pese a que la cifra ya supera las 500 personas. Luego la oferta de siempre. Ofrecerse para poner en venta como multipropiedad sus pisos o casas en cualquier municipio de la Costa. Para ello les sacaban una cuantía en gastos de gestión. Una vez estafados, incluso luego contactaban con los mismos una tanda de nuevos estafadores diferentes que se hacían pasar por abogados y que les prometían rescatar su dinero invertido en los anteriores. Previo pago del gasto por sus procedimientos. Un timo doble.

Según reveló la Policía Nacional, las sumas de dinero que han podido ser birladas a las víctimas del fraude oscilan entre los 300 y los 50.000 euros. Diferentes cuantías y muy diferentes efectos en las vidas de unos y otros casos. Pero un mismo resultado de daño en la publicidad de este destino, ya irreparable.

El mismo que le hará olvidarse para siempre de la Costa del Sol como lugar de ensueño para vivir sus vacaciones o un retiro dorado. Para muchos de ellos esto ha acabado convirtiéndose en su pesadilla y seguro que hoy será la peor publicidad posible para Málaga en el Reino Unido.

Entre los arrestados de la Policía se encuentran todos los escalones de la trama, desde los máximos responsables hasta captadores, testaferros o teleoperadores.

La operación se centró en un primer momento en los testaferros utilizados por la organización. Se trataba de personas que recibían un pequeño porcentaje de beneficio económico por abrir con su nombre cuentas bancarias. Además de figurar como titulares, los testaferros retiraban el dinero de las cuentas para entregárselo en metálico a otros miembros de la organización y tratar así de dificultar el descubrimiento de quienes controlan realmente la empresa.

Fuente: http://www.elmundo.es/andalucia/2015/03/17/55082077ca4741012c8b4570.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí