Condenados por asegurar que hay presiones para poner multas de tráfico

0
504

La Sección Civil de la Audiencia Provincial de Palencia ha condenado a la Asociación de Guardias Civiles-UGC y a su secretario general, Manuel Mato Vázquez, como autores de una intromisión ilegítima en el derecho al honor del capitán de la Guardia Civil y  jefe del subsector de Tráfico de Palencia después de que el responsable sindical afirmara en una rueda de prensa celebrada en la capital en noviembre de 2013 que existían supuestas presiones de los mandos a los agentes de Tráfico para que incrementaran el número de multas.
La Sala del Alto Tribunal de la provincia, en la sentencia a la que ha tenido acceso Diario Palentino, ha estimado el recurso de apelación interpuesto por el mando de la Benemérita después de que el Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Palencia absolviera a los demandados al considerar que las manifestaciones vertidas por el responsable de la UGC estaban englobadas en el derecho a la libertad de expresión. En este sentido, la Audiencia Provincial ha impuesto a Manuel Mato Vázquez y a la Asociación de Guardias Civiles-UGC a que abonen de forma solidaria al demandante la cantidad de 3.000 euros en concepto de daños morales.

SUPUESTAS PRESIONES. El secretario general estatal de la Unión de Guardias Civiles, Manuel Mato, denunció en una rueda de prensa celebrada el 13 de noviembre de 2013 supuestas presiones de los mandos sobre los agentes de la Guardia Civil de Tráfico para que incrementaran el número de multas, lo que llevó, según estimó, a un aumento en Castilla y León en el último lustro de un 15% anual.
Añadió que el incremento de las denuncias no tenía como objetivo velar por la seguridad de los ciudadanos, sino «recaudar y recaudar», tal y como quedó reflejado en los medios de comunicación.
Explicó  en aquella comparecencia que las presiones a las que supuestamente se sometía a los agentes venían  dadas por la eliminación del complemento salarial de seguridad vial, si no se llegaba a un mínimo de denuncias al mes. Dicho complemento ascendía  a 200 euros y no era, aclaró, ningún plus fuera del sueldo que cobran los números de Tráfico, por lo que su retirada era ilegal como están dictando los tribunales.
Las presiones, añadió, las ejercían supuestamente los mandos. En el caso de Palencia, acusó directamente al capitán jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, cuyos intereses legales han sido defendidos por el abogado palentino Ignacio Brágimo.
SIN PRUEBAS La Audiencia Provincial, en la sentencia de 27 folios a la que ha tenido acceso Diario Palentino, considera que las manifestaciones vertidas por el responsable de la UGC en aquel momento fueron realizadas «sin prueba, concentrándose con hacer remisión a una página web, sin ni siquiera aportar dato alguno concreto».
La Sala abunda en el hecho de que «ninguna prueba se ha practicado que garantice la existencia de la existencia de conversaciones» relativas al aumento de denuncias en la provincia para cobrar miles de euros anuales.
«Consideramos que el esfuerzo por la verificación de las informaciones aportadas en la rueda de prensa no es tal pues no está suficientemente acreditado», reitera la Sala, que subraya que «aunque se pretendiese la libertad de expresión y crítica amparaba la actuación de Manuel Mato Vázquez, lo que no aceptamos, consideramos que la misma no ampara las expresiones como las probadas, pues estarían imputando hechos ilícitos y además  de forma innecesaria para la finalidad pretendida».

Fuente: http://www.diariopalentino.es/noticia/Z4F8D80A3-B73E-D4FA-CF2370983F0B4045/20160606/condenados/asegurar/hay/presiones/poner/multas/trafico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí