Apuñala a su ex mujer y le raja la comisura de los labios

0
456

Concepción M., de 44 años, corrió ayer por la mañana por la calle Rafael Albertí de Alcalá de Henares pidiendo auxilio a gritos. «Me quiere matar, me quiere matar», chillaba. Su ex marido la perseguía armado con un cuchillo de cocina tratando de rematarla tras rajarle la comisura de los labios y apuñalarla en el cuello, según la Jefatura Superior de Policía y el 112.

La mujer consiguió la ayuda de varias personas que la protegieron mientras el hombre se metió en su coche y emprendió la huida. Fue detenido poco después por los agentes del CuerpoNacional de Policía bajo la acusación de un presunto intento de homicidio.

El arrestado, Carlos Jesús B. S. de 44 años, estaba en proceso de separación de Concepción. La mujer no había puesto ninguna denuncia contra él y por lo tanto no existía orden de alejamiento.

En el entorno familiar de la pareja nadie podía adivinar lo que sobrevino en la mañana de ayer. La separación de ambos había sido tensa pero no había desatado ninguna alarma ante una posible conducta violenta del marido ahora apresado.

No se sabe lo que ocurrió pero el caso es que ayer Carlos Jesús siguió a su ex mujer cuando ésta llevó a la hija de ambos a un colegio cercano donde estudia. Eran las 09.30 horas.

El hombre la vigiló de cerca y luego subió al piso. La mujer le abrió sin sospechar lo que iba a pasar. Allí se desató la tragedia. Discutieron por motivos que se ignoran y la mujer le pidió que se fuera de la casa, según la Policía.

En vez de marcharse Carlos Jesús se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo de gran tamaño. Se lanzó a por la mujer y la rajó la comisura de ambos labios. También la asestó otra puñalada en el cuello.

Concepción logro pararle y se cortó en las manos al coger la hoja de acero entre sus dedos. Luego, salió corriendo hacia la escalera mientras el hombre salía detrás. La mujer no paró. Salió a la calle y cruzó hasta un parque situado frente a su casa.

Mientras corría gritaba: «Auxilio, auxilio, socorro, me quiere matar». Varios transeúntes se sobresaltaron y se lanzaron a defender a la mujer. Su ex marido le seguía blandiendo en su mano derecha el cuchillo aún ensangrentado. El hombre retrocedió y caminó hasta su coche. Antes tiró el cuchillo en una zona ajardinada. A continuación se metió en el vehículo y huyó de la zona.

Los vecinos lograron retener la numeración del coche y cuando llegaron los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local les dieron rápidamente la matrícula y las características del vehículo.

Cinco minutos después localizaron al supuesto homicida dentro de su coche con las manos aún llenas de sangre. Fue detenido y conducido a la comisaría de Alcalá de Henares.

En el desplazamiento a las dependencias policiales explicó que no sabía lo que le había ocurrido. «Se me ha ido la cabeza, no se lo que me ha pasado. Estoy arrepentido», señaló a los agentes que le custodiaban.

Mientras tanto, una ambulancia del Summa se dirigió a la calle de Rafael Alberto esquina con la calle de Mario Vargas Llosa para atender a la mujer.

Según el Summa, la víctima tenía una herida de arma blanca en el cuello de unos cinco centímetros, un corte en la cabeza y la comisura de los labios rajada en ambos extremos. Salvo complicaciones su estado no era grave. Asimismo, tenía cortes en las manos al intentar parar una de las cuchilladas.

Tras la agresión los agentes del Cuerpo Nacional de Policía peinaron la zona verde donde el agresor tiró el arma. Con ayuda de una desbrozadora y de los operarios del Ayuntamiento de Alcalá de Henares lograron encontrar el arma homicida. El cuchillo aún tenía restos de sangre. Fue requisado por los agentes de la Policía Científica y trasladado a la comisaría.

La hija de la pareja quedó ayer custodiada por la familia de la mujer. La víctima podría recibir mañana el alta médica.

Fuente: http://www.elmundo.es/madrid/2015/04/28/553f7d9d268e3e0c258b4587.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí