Apedrean a la Policía para ‘defender’ una plantación urbana de marihuana

0
568

Medio centenar de personas apedrearon a los agentes de la Policía Nacional que participaban en una operación antidroga en la Zona Norte de la capital granadina que se saldó con la detención de una persona y un uniformado herido leve en la cabeza. La Policía mantiene abierta una investigación para tratar de identificar al individuo que lesionó al agente.

Los disturbios comenzaron cuando los funcionarios policiales se disponían a incautarse de la 634 arbustos de marihuana que componían la plantación, que estaba en un piso de la Zona Norte. Los agentes acompañaban a la comisión judicial encargada del caso y encontraron a una persona que estaba al cuidado de las plantas de marihuana.

El policía nacional herido por la pedrada en la cabeza no tuvo que ser ingresado, pero sí atendido por los servicios sanitarios, no revistiendo gravedad las lesiones. El agente formaba parte del dispositivo de seguridad que se desplegó en el perímetro exterior del inmueble, compuesto por vehículos policiales con distintivos oficiales y funcionarios uniformados adscritos a la Unidad de Prevención y Reacción.

El detenido durante el operativo tiene 39 años y cuenta con antecedentes policiales por hechos similares. Los hechos se desencadenaron cuando, fruto de las investigaciones de los agentes del grupo de pequeño tráfico de drogas de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, estos constataron que se estaban realizando labores de cultivo de plantas de cannabis en una vivienda de la Zona Norte, que, al parecer, estaba destinada exclusivamente a ese fin y cuyo titular o titulares podrían estar dedicándose a la posterior venta y distribución la droga.

Tras una serie de pesquisas, los agentes solicitaron a la autoridad judicial el correspondiente mandamiento de entrada y registro de la vivienda en cuestión. Una vez en el interior del inmueble, comprobaron que se trataba de una vivienda de dos plantas habilitadas para el cultivo de marihuana a gran escala. En la cocina había una persona que, supuestamente, cuidaba, el género.

En la planta superior, los investigadores encontraron 474 plantas de marihuana y en la inferior, otras 160. La plantación disponía de un sofisticado utillaje eléctrico, de iluminación, ventilación que provocaba gran defraudación de fluido eléctrico, y de productos fitosanitarios necesarios para el cultivo de las matas de droga.

Fuente: http://www.ideal.es/granada/201505/24/apedrean-policia-para-defender-20150523193918.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí